Menu
“Comunidad Terapéutica: Guía para el Consejero Terapéutico en Adicciones” de Simón Tavera: Una revisión de sus postulados principales.

“Comunidad Terapéutica: Guía para el Consejero Terapéutico en Adicciones” de Simón Tavera: Una revisión de sus postulados principales.

Featured

 

Roberto Vargas Arreola

Simón Tavera Romero, antropólogo social y psicoanalista, nos ofrece un interesante libro cuyo fin es brindar las bases metodológicas para implementar un  tratamiento en adicciones basado en un modelo de comunidad terapéutica. Recaba una extensa bibliografía que argumenta el éxito de los procesos participativos en la atención de esta problemática con base en evidencias derivadas de los grupos de ayuda mutua y del enfoque de salud comunitaria.

Tavera (2016) considera que las políticas públicas en materia de prevención y tratamiento de las adicciones deben orientarse hacia revertir los factores de riesgo al evitar, por ejemplo, que un sujeto con consumo experimental se sitúe en prácticas de abuso y dependencia. Asimismo, los tratamientos especializados deben estar encaminados hacia la reinserción social y la reducción del daño, acercándose a la población más afectada, como los sujetos en situación de calle o privados de su libertad. Desde su punto de vista, es importante modificar la representación social del tratamiento como “castigo” a la situación de dependencia y, por el contrario, promover la resignificación del tratamiento como una ayuda en donde el sujeto adicto participa y tiene un lugar activo en su proceso de cambio.

El autor está en desacuerdo con las acciones informativas como modelo de prevención, así como en los tratamientos basados en una intervención extraordinaria, una larga conversación o seis semanas de tratamiento. Desde su perspectiva, la intervención debe ser una acción persistente en el tiempo para favorecer el cambio a una nueva organización interna y de interacción familiar y social; asimismo, el tratamiento debe ser integral, complejo, basado en una mirada sistémica, ecológica y en marcos teóricos multidisciplinarios.

Tavera (2016) considera que la problemática de la adicción se conforma de diferentes factores como la psicopatología del sujeto, el funcionamiento sintomático de la familia, el sistema comunitario que normaliza los patrones de consumo, así como la falta de cumplimiento en el reconocimiento de los derechos humanos por parte del Estado. Respecto al grupo familiar, sitúa ciertas relaciones que conforman el patrón adictivo, por ejemplo, una relación sobreinvolucrada entre el hijo adicto y su madre, en donde el padre se mantiene periférico. Por un lado, recibe el consentimiento de una madre en un vínculo francamente codependiente; mientras que por el lado paterno no obtiene sanciones que le restrinjan la conducta de consumo. De este modo, los miembros de la familia se organizan de tal modo que el síntoma recae en el hijo adicto, dejando de lado otras problemáticas.

Desde el contexto social y comunitario, el autor refiere que, en general, se carecen de factores de protección como una adecuada infraestructura urbana, el ejercicio de la seguridad pública y la existencia de espacios de participación juvenil y comunitaria. Aunado a ello, los factores de riesgo involucran el tráfico de armas, la distribución de drogas, la violencia urbana y los códigos de pertenencia a un grupo juvenil que normaliza el consumo de drogas.

El modelo de cambio que adoptan las comunidades terapéuticas se sustenta en los procesos participativos con el objetivo común de la abstinencia. Se hace uso de confrontaciones, reflexiones y consejería terapéutica a través de conceptos y técnicas del psicodrama, de los grupos de encuentro de Rogers, del psicoanálisis freudiano y del enfoque médico. El tratamiento tiene un punto de partida en el diagnóstico de la problemática, un punto de llegada en el cumplimiento del objetivo y una ruta para alcanzar estos cambios a través de la ayuda mutua donde los miembros de la comunidad trabajan de manera colaborativa para vencer las dificultades en el proceso (Tavera, 2016).

Desde mi perspectiva, este libro es un gran hallazgo en mi práctica clínica como psicoterapeuta. Comprende los elementos más importantes con los que empíricamente (sin tener sustentos teóricos sólidos) empleé en las comunidades de tratamiento con adolescentes en conflicto con la ley y en suplencias en la Unidad Hospitalaria de Naucalpan, perteneciente a los Centros de Integración Juvenil (CIJ). Considero que es un libro imprescindible para los consejeros terapéuticos que trabajan con población adicta y para los psicoterapeutas que estamos ansiosos por ampliar nuestra mirada clínica hacia la integración de modelos y técnicas que tengan efectividad en los pacientes. Recomiendo ampliamente su lectura.

 

Referencias

 

Tavera, S. (2016). Comunidad Terapéutica: Guía para el Consejero Terapéutico en Adicciones. México: Fundación Gonzalo Río Arronte, I.A.P.

back to top

Convocatoria

Invita a psicoterapeutas dedicados a la investigación clínica a que publiquen en el Número 7 de la revista electrónica, de acuerdo con las siguientes bases:

Te gustaría saber más al respecto

Image block