Menu
Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 119
¿Si ir al psicólogo es para locos, entonces hacer ejercicio es para gordos?…  ¿Por qué ir a psicoterapia?

¿Si ir al psicólogo es para locos, entonces hacer ejercicio es para gordos?… ¿Por qué ir a psicoterapia?

Featured

 

María del Carmen Martínez Partida

Cuantas veces escuchamos comentarios como; “¿ir al psicólogo yo? ni que estuviera loco”, “yo no creo en la psicología”, “para platicar mejor me voy a tomar un café con un amigo” o “¿cómo te va a ayudar alguien que está peor que tú?”, y es que son muchos los mitos existentes en torno a la psicoterapia, ideas que generan prejuicios y que la colocan como una cuestión de fe, de buena voluntad o como señal inequívoca de locura. Es por ello que en esta ocasión les invitamos a reflexionar sobre algunas de estas ideas erróneas asociadas con el hecho de asistir a terapia psicológica.

“La psicoterapia es para locos”

Aun cuando hay casos ante los que resulta claramente recomendable e incluso necesario buscar ayuda psicológica esto no significa que el motivo esté relacionado con la locura. Es cierto que todos, sin importar si atravesamos o no por alguna dificultad emocional, podemos beneficiarnos de esta experiencia a fin de generar o mantener un estado de bienestar emocional. Pensar que ir al psicólogo es sólo para los locos equivaldría a pensar que ejercitarnos o comer sanamente es sólo para los obesos, pues el mantenimiento de nuestra salud emocional requiere, como en el caso de nuestra salud física, un trabajo constante con nosotros mismos independientemente de nuestro estado general de salud.

“Yo no creo en la psicoterapia, hay maneras más gratas para desahogarme”

El objetivo de la terapia no es sólo el desahogo de lo que nos agobia, pues aun cuando parte importante de la tarea de un psicoterapeuta es la escucha, su labor no se limita a ésta, el psicólogo es un profesional que nos ayuda en el proceso de cambio o modificación de aquello que nos aqueja, esto se hace mediante la utilización de un método que incluye elementos como el conocimiento de los mecanismos humanos de aprendizaje, afrontamiento y resolución, así como el funcionamiento fisiológico y el uso de técnicas específicas desarrolladas a partir de estudios contrastados. Es por ello que la psicoterapia no es un acto de fe, es un proceso científico que plantea pautas efectivas para modificar aquello que nos genera un malestar y mejorar así nuestra calidad de vida.

“Los psicólogos están peor que uno, cómo me van a aconsejar de algo que no han vivido”

Cuando visitamos a un médico especialista no lo buscamos en función de que haya padecido o no la enfermedad que deseamos tratar, elegimos su atención profesional por el conocimiento que tiene del padecimiento en cuestión y su tratamiento. Lo mismo ocurre con el psicoterapeuta, lo que lo hace un experto en la salud mental no son las vivencias personales que tiene en torno al malestar que nos lleva a consulta, el psicólogo no es un consejero, es un profesional que, como ya señalábamos, aplica pautas terapéuticas basadas en conocimientos científicos.

“¿Para qué ir al psicólogo?, es mejor acercarse a un amigo o familiar”

Si bien la red de apoyo que hacen amigos y familiares es muy importante y en ocasiones fundamental para el enfrentamiento o solución de algún problema, no siempre son la mejor o única opción, y es que la cercanía emocional que tienen con nosotros y/o con aquello que nos genera malestar, no permite una mirada objetiva. Por otro lado, no son especialistas en salud mental, comunicación o relaciones humanas y pueden llegar a sentirse rebasados en su capacidad por la circunstancia que nos aqueja o tener una interpretación errónea de ésta.

Acudir a psicoterapia es una manera de comprometerse con uno mismo en el proceso de generación y mantenimiento del bienestar emocional, mejorando nuestras habilidades de comunicación e interrelación, aprendiendo a expresar lo que pensamos y sentimos de una manera asertiva, fortaleciendo nuestras habilidades para la toma de decisiones y adquiriendo herramientas para el enfrentamiento y solución de problemas. Es una oportunidad para identificar aquello que nos aqueja, así como entender y conocer algo más de nosotros mismos.

 

Si deseas hacer cita para terapia psicológica, puedes acercarte a:

 

“Espacio de Psicoterapia Dasein” Ernestina Larrainzar 7, colonia del Valle, Benito Juárez, CDMX / Contacto: 67 98 14 31 (Deja tus datos en el buzón y en breve nos comunicaremos contigo)

back to top